CAVA

TORNÉ & BEL

ELABORADOR INTEGRAL

TERRITORIO – FAMILIA – TRADICIÓN

Detrás de nuestro producto se esconde una historia familiar y una gran pasión por la tierra, que ha perdurado durante generaciones hasta llegar a la elaboración de nuestros vinos y cavas.

Situamos el inicio de esta etapa vinícola a medianos del siglo XIX con el bisabuelo, Jaume Torné y Roig, nacido en Espiells (Sant Sadurní d’Anoia).

Jaume, creció entre mares de viñedos y con un carácter muy emprendedor comenzó trabajando las tierras de la finca de Espiells las cuales no eran de su propiedad.

Fue en el 1863 cuando llego la gran y devastadora plaga de la Filoxera, la cual arrasó con la gran mayoría del viñedo. Aunque eso no frenó las ganas y esperanza de combatir dicha plaga.

Es por este motivo que en 1896, Jaume Torné , recibió varios reconocimientos por haber sido unos de los primeros agricultores en replantar con pie americano el viñedo afectado por la Filoxera.

Jaume y su esposa Balbina deseaban dar continuidad a su legado familiar, pero biológicamente no fue posible. Este deseo les llevó a ahijar a un pequeño de 12 años, Fèlix Torné.

Fèlix creció en Espiells y sus padres le enseñaron los valores que ellos habían seguido para trabajar el terruño.

Poco a poca la familia Torné se recuperó de la devastadora plaga y en 1945, Fèlix, tiene la oportunidad de comprar parte de las tierras que habían ido trabajando durante años. Posteriormente Fèlix tuvo tres hijos, uno de los cuales era Ton Torné (padre de Félix Torné Caldú, propietario de Torné & Bel). Ton amplió la finca comprando tierra en Sant Llorenç d’Hortons.

Es en el año 1986 cuando Félix Torné Caldú empieza a elaborar sus primera botellas de Cava, estas botellas las elaboraba en su casa sonde habían crecido todas las generaciones.

Pero elaborar en casa le quedaba pequeño y tres años después en 1989, nace la actual marca Torné & Bel y levantó nuestra actual bodega.

En los últimos años en Torné & Bel hemos ido ampliando y adquiriendo nuevos terrenos, actualmente disponemos de 14 hectáreas de viñedo. En estas 14 hectáreas encontramos las tres variedades autóctonas de nuestra comarca, el Penedès: Macabo, Xarel·lo y Parellada. Pero también disponemos de variedades francesas como el Chardonnay y el Cabernet Sauvignon.

También nos hemos comprometido a cultivar nuestros viñedos de forma ecológica certificadas por el CCPAE, donde no utilizamos herbicidas ni pesticidas.

Es en las instalaciones de la bodega donde realizamos la entrada de la uva, el prensado, la vinificación, el embotellado, la crianza, el degüelle, el etiquetado hasta la comercialización del Cava.

A lo largo de esta historia cada generación ha ido aportando su pasión por la tierra, sus conocimientos y su dedicación. Seguiremos luchando como nos han enseñado para la continuidad de esta historia, consiguiendo el máximo respeto para el medioambiente, la alta calidad de la tierra y el Cava.

%d bloggers like this: